Club Baloncesto

CB Talavera BASKET

logocbtb

Tu estas aqui: Inicio El Club Colaboradores Web Juguettos-La Giralda

Juguettos-La Giralda

E-mail Imprimir

LogoJuguettos

 

Extraido de  La Tribuna de Talavera.  Premios Ciudad de Talavera 2010

Alfredo Santos Rivera: "El talaverano que no conozca La Giralda, no es talaverano"

Echando la vista atrás, Alfredo Santos Rivera ve «trabajo, trabajo y trabajo». Es la cabeza visible del grupo Juguettos-La Giralda, establecimiento con solera en Talavera iniciado por su padre y su tío y continuado por la segunda generación.

SantosRivera

Se inició en el mundo empresarial a los 24 años, aunque desde los 14 ayudaba a su padre y su tío en el negocio. La Giralda nació en Talavera en 1936 pero es ahora, en los últimos años, cuando de la mano de Juguettos y Alfredo Santos Rivera está alcanzando su máxima expresión. El Premio Ciudad de Talavera a la Economía es todo un orgullo para él pero asegura que es un galardón compartido. Su familia y compañeros de empresa también merecen una parte.
¿Cómo recibió la noticia del Premio ‘Ciudad de Talavera’?
Me llamó el alcalde, tuvo la deferencia de llamarme personalmente y comunicármelo un poquito antes de que lo hicieran público.
¿Se lo esperaba?
No, realmente no, me dedico a trabajar y trabajo para mi empresa, no para buscar premios. Hombre, te da alegría un premio de este tipo y te das cuenta de que lo que has realizado a lo largo de estos años ha sido algo importante porque me lo recuerdan. Eso ya es un motivo de satisfacción. Soy un trabajador nato, presumo de eso, de ser un gran trabajador. Pero es un premio que tengo que compartir, me lo dan a mí como cabeza visible pero también es de mi mujer, mis hijos, mis hermanos, mis sobrinos y todos los compañeros de trabajo porque para mí además de ser mis asalariados son mis compañeros, y lo comparto con ellos porque se lo han ganado. Trabajamos codo a codo.
No es éste el primer premio que recibe.
No, hace dos años Fedeto también se acordó del señor Santos. El tener tiendas en Talavera y en Toledo y haber tenido una trayectoria un poquito ascendente, pues lógicamente llama un poquito la atención. Juguettos tiene algo de nombre y La Giralda que fueron nuestros comienzos. Toda la vida es La Giralda, el talaverano que no conozca La Giralda, no es talaverano.
¿Cómo se inició en la empresa?
Yo empecé con mi padre Alfredo y mi tío Miguel a los 14 años. Por entonces estudiaba y daba mis clases de contabilidad y de mecanografía, algo de empresa, y además trabajaba en mi empresa. Pero la mayor experiencia es siempre el trabajo, las horas de trabajo es lo que da la experiencia y la veteranía que yo pueda tener en estos momentos.
Es usted la segunda generación y le acompaña desde hace tiempo la tercera, sus hijos.
Sí, la fundación de La Giralda fue de mi padre y mi tío. Yo me incorporé a los 14 años, se habían incorporado mis hermanas, tengo también a mi hermano Javier que todavía está conmigo, son los que han ayudado a formar este tipo de empresa. Ahora lo que tenemos son nuestros hijos, los míos y los de mis hermanos. Y nietos tengo alguna ayudita en la campaña de Reyes, pero hablar de nietos todavía es pronto.
Durante todos estos años, ¿Cómo ha cambiado el mercado comercial y empresarial?
Ha cambiado mucho, los tiempos no son los que eran. Antes en Talavera había comercios tradicionales, que compraban y vendían con un poquito más de holgura que se puede hacer ahora. Ahora han vuelto otra vez a bajar debido a las circunstancias. No es que fuera más sencillo, pero era más natural. Se compraba y se vendía, se reponía y los momentos de crisis que también ha habido a lo largo de estos años, no eran como los de ahora. La crisis actual es una bajada de consumo muy grave que es la que realmente nos está afectando. Y a otros sectores quizá más que el mío. Yo toco madera porque sobre todo en el mundo del juguete, los padres y los abuelos somos muy dados a regalar a nuestros hijos y son los primeros en nuestro punto de mira. Ahora se hace con más cuidado, para el juguete se mira un poquito el precio aunque también nos gastamos mucho dinero en las consolas, que tienen un precio alto. El juguete además tiene que ser educativo, y si se hace bien puede servir para que el padre conecte con el hijo, el abuelo... ayuda a educar y a compartir. Yo recomiendo que no sólo regalen el juguete sino que participen con el niño, que jueguen con él, porque cada vez se hacen mayores antes y te lo has perdido. Hay que aprovechar esos momentos. Quizá sea lo más importante en el regalo del juguete.
Los juguetes también han sufrido un cambio importante.
Uffff (risas). No me voy a remontar al carrito de madera, pero sí que ha cambiado con el tema de la electrónica. Ahora las muñecas dicen doscientas frases y tienen otra serie de prestaciones por eso el niño también se nos ha hecho mayor en el mundo del juguete antes, por toda la tecnología que ha salido estos años. Eso también se llama juguete, pero es más de ocio, de distracción... hoy hay mucho coleccionismo, mucha licencia que todos vemos en los programas de televisión y esto inclina mucho a crear una demanda que el niño solicita y los padres complacemos.
LAGIRALDA¿Se ha visto resentido el negocio desde la apertura de grandes superficies comerciales en Talavera?
Sí, se ha visto afectado. El mundo del juguete desde hace años cuando rompieron las grandes superficies, no en Talavera sino a nivel nacional, -yo pertenezco a una cooperativa que se llama Juguettos que es la que marca la pauta y la que me da la fuerza y la base para estar donde estamos- estábamos más tranquilos pero también teníamos problemas. Esto te obliga en mi caso a buscar la unión con este tipo de cooperativas para defendernos y a través de esta búsqueda tener el progreso y nueve tiendas que tenemos entre Talavera y Toledo, prácticamente de Juguettos porque la ropa y La Giralda existen pero va siendo una anécdota en mi negocio, lo mío realmente es Juguettos.
¿Cuáles han sido los pilares fundamentales de su carrera?
Trabajo, trabajo y trabajo. La constancia, la preparación que has realizado de más joven hace pero en mis tiempos la ayuda de este tipo era menor. La veteranía que he adquirido ha sido del día a día, tú tienes que tener una vocación y que te guste el trabajo y a mí me ha gustado siempre. Desde que era mercero, que era muy laborioso, y luego pasé al mundo del juguete, que es donde nos hemos asentado un poquito más. Hay que trabajar desde por la mañana, venir en plan positivo, y al día siguiente volverte a levantar porque es un día nuevo. Todos los días vuelves a empezar. El mundo del juguete está muy basado en la campaña de Reyes. El 50 por ciento de las ventas del año se realiza en los meses finales, a partir de noviembre hasta que acaba la campaña el 5 de enero.
¿Cuántas personas trabajan para Juguettos-La Giralda?
Unas 50 entre Talavera y Toledo. A pesar de la crisis hemos intentado aguantar el personal, pero realmente dentro de la empresa estamos comprando menos porque estamos vendiendo menos. En Reyes es donde ahorramos algo. Si antes contratabas a 20 personas ahora bajas.